miércoles, 7 de febrero de 2018

Cuentos de la selva





CENTENARIO DEL LIBRO “CUENTOS DE LA SELVA” 
DE HORACIO QUIROGA


Horacio Quiroga (1878-1937). Escritor uruguayo, hijo de un diplomático argentino, su vida transcurrió a caballo entre estos dos países. Tuvo una vida azarosa, llena de desgracias familiares: de accidentes y suicidios; él mismo acabó con su vida cuando le diagnosticaron un cáncer incurable.

Estudió en el Instituto Politécnico de Montevideo y demostró interés por muy diversas disciplinas, desde  la literatura a la mecánica; así, en su juventud, compaginó el tiempo en un taller de reparación de maquinaria y herramientas, con el trabajo, los estudios y la colaboración en diversas publicaciones. Fundó la “Revista de Salto” que lleva el nombre de su ciudad natal. Después viajó a Europa y a su vuelta, reflejó esta experiencia agridulce en el libro “Diario de viaje a París”. También en esta época fundo el “Consistorio del Gay Saber”, tertulia literaria que contribuyó de forma importante a la vida cultural de Montevideo, rivalizando con otras reuniones de las mismas características.

En los primeros años del siglo XX se trasladó a Argentina: primero a Buenos Aires, donde maduró como escritor y se inició en la Pedagogía y después a la provincia de Misiones, donde la selva fue el factor determinante que curtiría su carácter y su estilo. A la selva de Misiones volvió en varias ocasiones, para instalarse definitivamente en 1932.

Su obra se sitúa entre el final de la etapa modernista y el nacimiento de las vanguardias. Se le considera uno de los mejores autores hispanoamericanos de cuentos o relatos breves. Fue gran admirador de Edgar Allan Poe, con quien se le comparó: a menudo retrata  la naturaleza bajo rasgos temibles y horrorosos, y proyecta sobre ella, todos los enigmas del ser humano, de ahí que alguna de sus historias sean  cuentos de terror rural como “El almohadón de plumas”.




“Cuentos de la selva” (1918)

En estos relatos, de los que ahora se cumple el centenario de su publicación en Buenos Aires,  la selva no es solo el escenario, sino el personaje más importante junto con los animales que protagonizan cada historia.

Influido por “El libro de las tierras vírgenes” (El libro de la selva) de Rudyard Kipling, Horacio Quiroga quiso inventar un lenguaje propio americano para describir su selva. Escribió estos cuentos en su época de vida en la selva de Misiones, mientras ejercía como profesor de Castellano y Literatura.


No es esta obra una visión amable y bucólica de la selva tropical, por el contrario, aparece la naturaleza con toda su crudeza frente al ser humano, que unas veces es su aliado y otras su destructor. Narradas con un lenguaje sencillo, para llegar a los jóvenes lectores, el autor supo combinar, en estas historias, la ingenuidad y el humor con el dramatismo más trágico y lograr un texto de gran calidad.


Y si te han entrado ganas de leer más libros sobre selvas,
 hemos preparado una selección de obras para que disfrutes.




miércoles, 17 de enero de 2018

La cabra glotona


A JUV


Petr Horáček nació en 1967 en Praga (entonces Checoslovaquía). Siempre quiso ser ilustrador y prefería mirar las fotos y dibujos del interior de los libros en lugar de leerlos. A los 15 años ingresó en la Escuela Superior de Arte de Praga. Allí estudió impresión, fotografía, escultura y pintura. A los 19 trabajó dos años en una agencia de publicidad estatal, en esa época no había mucho que hacer en ese terreno, pero fue algo divertido e inspirador. Luego trabajó en la Academia de Bellas Artes durante 6 años dibujando y pintando. Vivió la revolución en 1989. Hasta que una inglesa de nombre Claire llegó a su estudio y, desde entonces, han estado siempre juntos. En 1994 se mudaron al Reino Unido, se casaron y tuvieron dos hijos. Al ser padre terminó su primer libro, desde entonces ha publicado muchos más y le encanta.
Varios de sus libros han sido galardonados con premios como el Best Children’s Book of the Year del Washington Post (por el libro La Oca Boba) o el Picture Book of the Year de Holanda (por Una casa a la medida)
Sitio web de Petr Horáček:
http://www.petrhoracek.co.uk/
La cabra glotona es una obra del catálogo de Editorial Juventud, editorial independiente fundada por José Zendrera en 1923 en Barcelona.
Desde sus inicios, Editorial Juventud se distinguió por la originalidad de sus colecciones, con las que conquistó a buena parte del gran público. Dentro del departamento infantil, dirigido por la hija del fundador, Conchita Zendrera durante cuarenta años, se apostó por los libros de Enid Blyton, por los álbumes ilustrados, casi desconocidos en esa época en el país, y por editar por primera vez en España Las aventuras de Tintín. Siempre dio especial importancia a la ilustración, así eligió a los más célebres ilustradores del momento y, junto con las publicaciones citadas anteriormente, la editorial adquirió gran renombre.
El primer libro infantil de Editorial Juventud fue Peter Pan y Wendy, aparecido en 1925, desde entonces Cuentos por teléfono de Gianni Rodari, Stelaluna, Sopa de calabaza o El cazo de Lorenzo, se han convertido en pequeños best-sellers de la literatura infantil.
Hoy día, Editorial Juventud colabora con todas las instituciones públicas y privadas dedicadas a la promoción de la lectura. Además está presente en todos los países de habla hispana con la ilusión de seguir proporcionando libros de calidad durante muchos años más
En La cabra glotona Horáček nos presenta una obra dirigida a un público genuinamente infantil. Un libro sin artificios ni mensajes complicados.
Las cabras son animales conocidos por muchas cosas, una de ella es su “glotonería” ya que se dice que son unos animales capaces de comerse cualquier cosa y eso es lo que sucede en esta historia. Una cabra aburrida da un paseo por la granja, está cansada de comer siempre lo mismo y decide ir probando “otras cosas” lo que no sabe es que, algunas de esas cosas, no le van a sentar muy bien. Todos en la granja notan que les falta alguna cosa, mientras la cabra se pone de todos los colores hasta que cae enferma. Pero, ¿habrá aprendido la lección?
Libro muy divertido con unas ilustraciones donde se utilizan diferentes técnicas que plasman la comicidad de las situaciones sin dejar de ser detallistas y sencillas.
Ideal para primeros lectores y para reírse un poco en familia.
Otros libros de Petr Horáček en la sección infantil de la Biblioteca:

La oca boba                                              A JUV       
Y la luna sonrió                                         A BEA
Elefante                                                    A JUV
El ratón que se comió la luna                      A JUV
El ratón y la pelota roja                              A JUV

lunes, 8 de enero de 2018

Premio Lazarillo 2017: Rafael Salmerón








RAFAEL SALMERÓN (MADRID, 1972)
PREMIO LAZARILLO 2017 CREACIÓN LITERARIA

Este escritor e ilustrador de literatura infantil y juvenil, estudió Ilustración y Diseño en la Escuela de Artes Nº 10 de Madrid y en el también madrileño Instituto Europeo di Design. Además, cursó el Grado en Educación Primaria en la Facultad de la Salle.

Comenzó en el mundo literario a mediados de la década de los noventa, poniendo imágenes a los textos de otros autores. Sin embargo, inmersa como ha estado su vida en la literatura (sus padres y hermanos también pertenecen a este mundo), el siguiente paso natural en su carrera, era escribir sus propios libros, como hace desde 2001. Ha colaborado, repetidas veces, ilustrando los libros de sus padres: Carmelo Salmerón y la conocida escritora Concha López Narváez; pero especialmente ha trabajado junto a su madre.

Más de sesenta títulos como ilustrador y varias novelas juveniles, conforman su larga trayectoria profesional. La concesión el pasado mes de noviembre del Premio Lazarillo 2017 a la Creación Literaria, viene a reconocer la calidad de su trabajo.



















Los Premios Lazarillo son unos galardones de literatura infantil y juvenil cuyo objetivo era destacar la labor de fomento en este ámbito, en tres modalidades diferentes: la creación literaria, los álbumes ilustrados y la labor editorial. Esta última modalidad se otorgó por última vez en 1975.

En sus inicios era el Instituto Nacional del Libro Español (INLE) el encargado de convocarlo; desde 1986 es la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI), con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
Este año los premiados han sido:

CREACIÓN LITERARIA.- Concedido el premio ex aequo:
.- A la escritora gallega Ledicia Costas por “Plumas e unicornios”. El jurado ha destacado que este texto crea “un universo de fantasía original poblada de poderosos personajes. Una representación de la lucha del bien y del mal con una literatura extremadamente cuidada. “
De esta autora podéis encontrar en la sección infantil “Escarlatina, la cocinera cadáver” V ANA (obra muy premiada en diversos certámenes).
.- A nuestro personaje Rafael Salmerón por “No te muevas Musaraña”, libro que el jurado ha definido como una narración ágil que emociona y refleja la evolución vital de una adolescente a la madurez, una historia sensible y cercana con referencias pictóricas”

ÁLBUM ILUSTRADO.- A Eva Palomar Gómez por “Bienvenida, Lupe”. El jurado ha puesto de relieve “el buen equilibrio entre ilustración y texto, creando una historia redonda, con sentido del humor y una gráfica muy personal, sobre la importancia de ser uno mismo”.


Durante  el mes de enero, en la estantería de Efemérides de la sala infantil de nuestra biblioteca, estarán expuestos los libros que tenemos de Rafael Salmerón y podrás llevártelos a casa para disfrutar de su lectura.






jueves, 4 de enero de 2018

Programación de enero 2018



Recuerda que para asistir al cuentacuentos es necesario recoger la invitación gratuita, el mismo día de la actuación, desde las 9.00 h. Los talleres de animación a la lectura requieren inscripción previa que puedes hacer desde el viernes anterior a su realización.








lunes, 11 de diciembre de 2017

Mónica Carretero en la biblioteca



Mónica Carretero (Madrid, 1971) es una ilustradora autodidacta que además es autora de libros. Comenzó haciendo diseño gráfico y, después de transitar otros caminos, consiguió dedicarse a lo que más le gustaba: dibujar. Por ese motivo se volcó en la ilustración, especialmente de libros infantiles, siendo premiados varios de sus trabajos. Algunos de los galardones le han sido concedidos fuera de nuestro país: en la London Book Fair, en los Latinos Book Awards de Estados Unidos o en la Bookexpo America de Nueva York.

Sus ilustraciones están llenas de personas, de animales, de plantas y objetos, para que el lector que se acerque a sus libros se detenga un momento y, a través del descubrimiento de cada detalle, se sumerja por completo en la historia y olvide las prisas y la inmediatez que caracteriza nuestro tiempo. Pero sus dibujos también rebosan alegría e ilusión, plasmadas en el gran colorido y dinamismo que los caracteriza. El lápiz es la base de sus trabajos, como herramienta para esbozar cada personaje o escena; sin embargo, cuenta con las nuevas tecnologías de diseño, para dar el toque final. Aunque usa diferentes técnicas en su trabajo, con la que se siente más cómoda es la acuarela que aporta múltiples matices a cada creación.

Su obra no se ciñe solamente al ámbito editorial sino que está repartida en campos diversos, como carteles, juegos, decoración, prendas textiles…

Durante las pasadas navidades se pudieron ver sus ilustraciones en el mismísimo Teatro Real de Madrid: dentro de la programación que esta prestigiosa institución dedica al público infantil, se incluyó una representación de la obra de Shakespeare “El sueño de una noche de verano”, con música del compositor Felix Mendelsshon. Al tiempo que se narraba la historia, se proyectaban los dibujos que había hecho Mónica Carretero, caracterizando a los protagonistas de la obra.

Aunque nació en Madrid, ha elegido nuestra ciudad para vivir así que, podéis encontraros con ella caminando por Segovia.  La reconoceréis porque se parece a sus personajes y siempre va vestida con una sonrisa.

Esto es lo que recomienda Mónica a quien le guste dibujar: “Que disfrute, que se deje llevar, sin miedo y sin pretensiones. Que sea feliz mientras dibuja, que hable con sus dibujos mientras los hace, que no tenga miedo a que le salgan mal, que tenga paciencia, que coloree con mimo, que mime a sus personajes cuando les viste, les peina o les sube en una bicicleta”.

Así que, ya sabéis, coged un lápiz, echad a volar vuestra imaginación y dejad que cobre vida, sobre el papel, todo un mundo de fantasía.


Sus obras están expuestas en la sala infantil de la Biblioteca Pública de Segovia hasta el 7 de enero de 2018. ¡Disfrutadlas!